Pianista y compositor holandés (Kiev, Ucrania, 5-6-1935). Su padre Karel, holandés, dirige una orquesta en un estudio de cine de Kiev y su madre, alemana, toca el arpa en una formación clásica.
 Misha Mengelberg
Misha vuelve a Holanda con su familia a finales de los años treinta. A los cinco años recibe sus primeras lecciones de piano (instrumento que sustituye por el violín desde 1946 a 1950) y de la música de Bach.
Mas tarde descubre a Duke Ellington, a través de un disco que poseían sus padres.

Toca boogie-woogie, trata de reproducir los acordes escuchados en el disco de Ellington y se apasiona por la improvisación.
Se hace profesional desde mediado de los años cincuenta, conoce a John Cage en 1958 y estudia en el conservatorio.
Participa de distintas experiencias musicales y teatrales. Llega a acompañar a Eric Dolphy, tres semanas antes de su muerte en 1964. Al año siguiente toca con Lee Konitz. En 1967 funda IPC (Instan Composers Pool). Los encuentros y experiencias de la formación se multiplican: John Tchicai, Derek Bailey, Evan Parker, Don Cherry...
Se asocia en ocasiones con improvisadores italianos como: Enrico Rava, Eugenio Colombo, etc.

 
  Durante los años 80 trabaja en composiciones de Monk y Herbie Nichols con Seve Lacy y los trombonistas Roswell Rudd o George Lewis. 
 
Su radicalismo y su humor, rasgos totalmente indisociables, corresponden a una categoría fundamental –aunque inevitablemente subterránea a nivel comercial- de jazz producido en Europa durante los años 70-80.
A partir de su conocimiento inusual de la música contemporánea (desde los orígenes del jazz hasta las diferentes vanguardias europeas) Misha Mengelberg parece proceder, más que a un “análisis”, a una suerte de vivisección , generalmente amorosa y apasionada (por ejemplo sus “relecturas” de Monk y Nichols), del material sonoro. Como en un teatro de sonidos, organiza e improvisa –con un virtuosismo evidente y muy ortodoxo (desde una digitación meticulosa hasta arranques violentos)-, contrastes y planos, incorporando al flujo principal innumerables referencias (figuras-clichés de jazz arcaico o tradicional con la evocación del boogie-woogie como constante, formulas bebop...).  
 
Se trata de un improvisador de las tendencias más fuertes y de las contradicciones más estimulantes de la “música moderna”.  

 

Discograf´┐Ża recomendada:

-Impromptus FMP 1988
-Mix ICP 1994
-Who´s Bridge Avant 1994

Bibliografia consultada:

-Diccionario Del Jazz -Anaya & Mario Muchnik- 1995

 

home